PRODUCTOS DE COSMÉTICA

El cuidado facial es de suma importancia para prevenir los problemas cutáneos como: envejecimiento, hiperpigmentación y acné, éstos pueden ser tratados con productos de cosmética profesionales para el cuidado del cutis que reúnen una elevada cantidad de componentes activos. Estos productos de cosmética por lo general vienen en una presentación concentrada o serums. La hidratación contenida en estos productos de cosmética no solo sirve para nutrir la piel, la protege y promueve la descamación sistemática (es la fase en la que la piel libera células muertas), dejando una sensación de piel suave y agradable.

Hay muchísimos productos de cosmética en el mercado para el cuidado y protección del rostro, también algunos atacan inconvenientes específicos.

Un modo efectivo para el cuidado facial inicia con una limpieza minuciosa, suave y con tonificación a fin de: eliminar las impurezas, el maquillaje y la grasa sin resecar la piel, en otras palabras, es preparar la piel como parte del cuidado que hay que tener. Los productos de cosmética de este tipo, contienen poderosos componentes que se absorben más rápido en la piel cuando ésta está limpia, por eso lavarse la cara es esencial sobre todo para la piel vulnerable al acné, ya que ayuda a mantenerla sana y conservar su proceso regenerativo natural.

Existen diversos productos de cosmética que vienen en diferentes presentaciones unos en lociones individuales, otros en kit que incluyen varias cremas, en esta oportunidad le hablaremos del tratamiento en kit de 3 lociones, estos son conocidos como anti stress, a pesar de ser para el uso facial, sus beneficios y componentes son:

  • Aplicación en 3 pasos.

  • Contiene vitaminas y oligoelementos para mantener las funciones básicas de la piel.

  • Paso 1: (limpiador) humedecer las manos con agua y aplicar dos dosificaciones de la espuma limpiadora. Esparcir uniformemente en el rostro, cuello y escote con movimientos circulares. Para retirar el producto de la piel hay que hacerlo con esponjas o una toalla humedecida.

  • Paso 2: (tonificante) Absorber unos algodones con el tónico y aplicar sobre la piel, posteriormente secándola con una toalla.

  • Paso 3: (tratamiento). Aplicar con movimientos circulares suaves ascendentes una pequeña cantidad de la crema uniformemente en el rostro, cuello y escote respetando las zonas de contorno de ojos.

Recomendaciones: evitar el uso del agua a elevadas temperaturas, de preferencia moderada, el agua tibia sería la opción ideal y por último, mantener la piel alejada de contrastes térmicos que generan estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *